domingo, diciembre 05, 2010

TRAS LA PISTA: DETECTIVES LITERARIOS DE LEYENDA (y II)



 
Comisario Maigret, detección a la francesa

 
Así es y esto es lo que hace

Aunque Jules Maigret, comisario del Sureté francés en París, no es un detective privado en su lucha contra el crimen emplea una espectacular intuición detectivesca que el convierte en el más sagaz de los policías y detectives franceses del siglo XX (en la ficción, claro). De mediana edad y siempre con su abrigo, su sombrero y su pipa (influencia evidente de Sherlock Holmes), el comisario Maigret se conoce París al dedillo y es el terror de sus criminales, pero debido a su fama investiga por toda Francia e incluso en otros países durante sus más de cuarenta años de andanzas documentadas. Metódico e impasible, no pierde ocasión en cada asunto que investiga de tomarse una sidra en algún café o bar y de paso un almuerzo mientras cabila el caso en cuestión y repone fuerzas.    

Maigret ha visto múltiples cambios y acontecimientos en su país, Francia (incluida una guerra)  ya que sus aventuras transcurren entre 1931 y 1972. El comisario no suele actuar solo en muchos casos, ya que cuando se traslada a diferentes ciudades suele contar con la ayuda de oficiales de policía locales cuyo papel muchas veces es importantísimo en la resolución del crimen


Creador y origen

El comisario Maigret nació de la pluma de un escritor de bandera, Georges Simenon (1903-1989) que curiosamente no era francés sino belga francófono, aunque en 1922 se estableció en Paris para después de la guerra vivir en EEUU, Canadá y Suiza, donde falleció. Autor prolífico y viajero infatigable, solo de Maigret escribió 75 novelas y 28 relatos, comenzando con Pietr le Leton (Pietr el Letón). Este personaje muy posiblemente fuese creado como la respuesta francesa y chauvinista a famosos detectives de creación anglosajona como Sherlock Holmes o Hércules Poirot. No obstante, pronto el personaje del Comisario Maigret tuvo un enorme éxito en todo el mundo, incluido en los países de habla inglesa.

 
Su curriculum, sus aventuras

Jules Maigret nació supuestamente en la década 1880  (aunque en los años sesenta era aún sesentón) en la ficticia localidad de Saint-Fiacre y hacia 1908 se incorpora al Sudeté en París como agente de policía tras abandonar la carrera de medicina. Pocos años después ingresa en la policía judicial y en 1928 es nombrado comisario jefe. Se retira en 1956, al parecer con 69 años, aunque seguirá ejerciendo de investigador y criminólogo gasta principios de los 70.   
 
Maigret esta casado con Louise (Madame Maigret) y no tienen hijos, si bien el matrimonio tuvo una hija que murió al nacer. Ambos viven en el 132 del Boulevar Richard-Lenoir. Tras la jubilación del comisario, se trasladarán a un apartamento en la Place des Vosgues.   
 
 La “larga trayectoria” de Maigret ha dado para todo: investigaciones en Holanda (Un  Crimen en Holanda), el origen de unos misteriosos disparos furtivos (El Perro Amarillo), inquietantes sucesos en un anodino pueblo normando (La Casa del Juez) o asesinatos truculentos (Maigret y el Cadáver Sin Cabeza). El comisario se topa con todo tipo de personajes inquietantes y extraños además de otros supuestos sospechosos con pinta de no haber roto nunca un plato. Maigret siempre trata de comprender las motivaciones y el los sentimientos de las personas implicadas en los affaires a veces tratando de vivir y actuar como ellos. Dentro de la muy prolífica bibliografía de Maigret es muy difícil escoger algún título como el mejor de la serie, pero los citados antes son sin duda algunos de los más imprescindibles y conocidos.



Encarnaciones y legado

El Comisario Maigret posee una imagen bastante iconográfica del inspector de policía del siglo XX, sombrero, abrigo amplio, pipa, afición al alcohol, pero al contrario que muchos detectives de ficción del siglo XX creados en el ámbito anglosajón, el comisario era un hombre de mayor edad, sin afición por el gatillo fácil, nada violento y más humanista que otra cosa, además de resultar un hombre mayor en edad que investigadores como Sam Spade, Philip Marlowe, o Mike Hammer. El personaje ha sido trasladado al cine, la radio y la televisión en diferentes países. Jean Gabin es sin duda el mejor Maigret de carne y hueso que ha existido jamás y su imagen esta totalmente asociada a la del personaje, interpretándole en tres películas. Otros Maigrets memorables han sido Bruno Cremer (en los 90 y 2000), Jean Richard, Rupert Davies o Michael Gambon.    

El comisario Jules Maigret ha sido modelo de no pocos inspectores y detectives creados en la segunda mitad del siglo XX y sus casos son algunos de los más apasionantes que existen en el género policial y detectivesco. Los lobros de Simenon sobre el Comisario Maigret siguen vendiéndose ampliamente en los países de habla francesa.  
 

Philip Marlowe, el hombre de la gabardina


Así es y esto es lo que hace

Taciturno, reflexivo, cínico, atlético, amante del Whisky y el coñac y duro como el solo, Philip Marlowe es el mejor investigador privado de Los Angeles entre 1934 y 1959. Investiga casos donde se suceden crímenes dentro de turbios negocios, muertes fortuitas de personas conocidas (ex novias), asesinatos en serie, maquinaciones del crimen organizado…en resumidas cuentas, el mundo de la novela negra. Muchas veces se mete en líos, sus enemigos se la juegan, las mujeres fatales le tratan de utilizar e incluso es acusado de asesinato, pero, como es de suponer, sale victorioso de toas las tribulaciones. Utiliza la violencia justa (aunque le es imprescindible para desenvolverse en un entorno tan hostil como en el que trabaja) y en su apartamento reflexiona profunda y filosóficamente sobre las situaciones que vive e investiga, se prepara una buena taza de café o juega al ajedrez consigo mismo.

Detective solitario, frío y con un gran sentido de la moral, Philip Marlowe es un personaje con cierto poso poético (el mismo es un amante de la poesía) que encarna como nadie el prototipo del detective privado norteamericano de los años 40 y 50: sombrero, gabardina, ademán afectado. Observa y reflexiona toda la podredumbre social y moral que se encuentra a su alrededor y no es nada optimista con respecto a la condición humana. Todo un arquetipo del héroe de la Serie Negra.


Creador y origen

El norteamericano Raymond Chandler (1888-1959), maestro del género policial, es el creador de Philip Marlowe, al que el dio vida en 1934 en las páginas de la revista pulp policiaca Black Mask. En esa revista y en otras similares, Chandler publico varios relatos sobre el personaje aunque el detective tenía otros nombres (posteriormente reeditaría algunos de esos relatos con el nombre del personaje cambiado a Philip Marlowe). En 1939, en la novela The Big Sleep (El Sueño Eterno), es cuando el personaje adquiere su nombre definitivo. La serie Marlowe esta compuesta por 9 novelas y cuatro relatos. Tras la muerte de Chandler en 1959, otros autores han escrito novelas apócrifas sobre o con el personaje o han completado manuscritos originales inacabados de su creador.    


Su curriculum, sus aventuras

Marlowe es un hombre que en su vida literaria cabalga entre la treintena y la cuarentena. Natural de Santa Rosa, California, Marlowe trabajó antes de ser detective privado en la oficina del Fiscal del distrito de Los Angeles de la que fue despedido por insubordinación. En su vida profesional como detective ha vivido en diferentes lugaresen la ciudad de Los Angeles, siendo el más duradero el Hotel Bristol. Marlowe, que vive y trabaja solo, tiene su despacho en el piso sexto del 615 del Cahuenga Building.   

Philip Marlowe se ve involucrado en casos muy turbios como asesinatos con el crimen organizado detrás (El Sueño Eterno, 1939), la extraña muerte de su ex novia Velma (Adios, Muñeca, 1940), crímenes con extrañas relaciones por medio (La Ventana Siniestra, 1942)   o incluso un asesinato en el cual él es acusado como sospechoso (El Largo Adiós, 1954). Novelas como El Sueño EternoEl Largo Adiós son clásicos inmortales de la novela negra y de la literatura norteamericana del siglo XX. Las aventuras de Marlowe sin duda alguna han resultado de las más influyentes en la literatura detectivesca posterior y también en las coordenadas del género negro en cualquier medio, a lo que no es ajeno el más que atractivo retrato del personaje y su personalidad   


Encarnaciones y legado

Marlowe ha sido un detective muy cinematográfico; alguna adaptación de sus novelas son obras magnas del séptimo arte, caso de la adaptación de El Sueño Eterno a cargo de Howard Hawks (1942) o films de culto como El Largo Adiós (1973) de Robert Altman. Y es que las andanzas de Marlowe han sido una poderosa influencia para el cine negro y el género policial en cualquier medio. En la gran pantalla, grandes actores han dado vida al taciturno detective: Robert Montgomery, Robert Mitchum, James Garner, Elliot Gould y sobre todo la imagen casi icónica del Humphrey Bogart de la gabardina y el sombrero en The Big Sleep.     

Detective muy influyente en el género policíaco durante gran parte del siglo XX, Philip Marlowe es uno de los muchos arquetipos del héroe americano y siempre quedará como la imagen genuina del detective huraño y atribulado, altamente explotada en obras, productos y personajes de ficción posteriores



Mike Hammer, un duro en New York City


Así es y esto es lo que hace

Otra genuina muestra del detective de sangre fría de la serie negra americana, Mike Hammer es tal vez el detective de ficción mas duro y cafre de todos cuantos se han creado. La ciudad de New York es testigo de su lucha contra el crimen desde 1947 hasta finales de los 90, nunca envejeciendo y siempre con la misma (desfasada) actitud de detective de los 40 o 50. Cínico, machista, misógino y algo misántropo, Hammer no resulta un tipo especialmente amable, pero su carácter de hierro le es esencial para plantar cantar cara a peligroso criminales y utilizar si es preciso sus puños o su querido colt al que llama cariñosamente Betsy, no dudando en eliminar de la faz de la tierra a todo aquel que haga peligrar su vida o la de alguien.  A Hammer la ley y los trámites legales le resultan especialmente fastidiosos y no se anda con miramientos si alguna vez se tiene que saltar a la torera la legalidad.  Es además un furibundo patriota con un proverbial odio hacia el comunismo. Su apariencia es similar en atuendo a la de Marlowe, sombrero incluido.


Creador y origen

Mike Hammer fue creado en 1947 por el escritor neoyorquino Mickey Spillane (1918-1946), como protagonista de I, The Jury (Yo, El Jurado), un clásico de la literatura policiaca. Desde entonces, Spillane no abandonó nunca al personaje, escribiendo 13 novelas sobre él durante 50 años entre 1947 y 1997. Dos novelas inacabadas sobre Mike Hammer y finalizadas por Max Allan Collins se publicaron en 2008 y 2010. Mickey Spillane se inspiró en el veterano de guerra y policía de Nueva York Jack Stang para crear a Mike Hammer.
 

Su curriculum, sus aventuras

Mike Hammer es sus novelas siempre cuenta en primera persona sus aventuras y esto pone en evidencia al lector toda la naturaleza impulsiva y de “tipo duro” del peculiar detective privado. Hammer opera en New York en solitario aunque con la ayuda ocasional de su amigo el capitán Pat Chambers, jefe de homicidios del Departamento de Policía de Nueva York y con la indispensable asistencia de su fiel secretaria Velda, con la cual mantiene un constante flirteo y una indisimulada tensión sexual.

 Hammer, endurecido y curtido veterano de la II Guerra Mundial, confía muchas veces en la colaboración de la policía para resolver los crímenes- aunque es consciente de que podrían hacer mucho más si no fuera por las malditas leyes- e investiga turbios casos de corrupción, trata de blancas, homicidios en barrios bajos, secuestros, tráfico de drogas, sórdidos asuntos sexuales  e incluso la supuesta muerte de su querida secretaria Velda. En otras palabras, Mike Hammer es un detective que vive los principales problemas criminales de la segunda mitad del siglo XX mucho más sórdidos que cualquiera otros de tiempos pasados, asuntos que detectives literarios antecesores suyos jamás soñarían en toparse al menos con tanta frecuencia.

Algunas de las mejores novelas de Mike Hammer son la inaugural Yo, El Jurado (1947), Mi Bala es la Más Rápida (1950) o Los Cazadores de Chicas (1962).


Encarnaciones y legado

Las novelas de Mike Hammer no tardaron en tener un enorme éxito (I, The Jury fue un bombazo) e hicieron muy popular a Mickey Spillane. Pronto sus aventuras fueron trasladas al cine, en pleno auge del cine negro. Así, Yo, El Jurado fue hecha película en 1953 y dos años mas tarde Kiss Me , Deadly fue llevada al cine por Rober Aldrich, la mejor adaptación de una novela de Mike Hammer. En la gran pantalla han dado vida a Hammer Biff Elliot (el primero), Ralph Meeker o Armand Assante. El propio Spillane llegó a interpretar a su creación en la adaptación de The Girl Hunters (1963). En televisión Darren McGavin interpretó a uno de los Hammers más populares, aunque tal vez el título de la encarnación de Mike Hammer más famosa sea la de Stacy Keach, quien interpretó al detective neoyorquino en tres series de televisión en los 80 y 90 además de en una audio serie. Mike Hammer también fue adaptado al cómic a principios de los 50, con algunos guiones escritos por el propio Mickey Spillane.     

Otro prototipo del detective de la serie negra, es cierto que Mike Hammer hoy en día resulta bastante políticamente incorrecto, pero nunca ha dejado de ser uno de los detectives literarios más sugerentes y personales de cuantos han existido

4 comentarios:

  1. Anónimo9:22 p. m.

    jakjakja dare una disertacion de el

    ResponderEliminar
  2. Alberto Gonzales M.12:15 a. m.

    Muy buenas descripciones.
    Maigret y Hammer siendo distintos tipos de detectives, ambos excelentes personajes.
    Sus autores muy, muy buenos también.

    ResponderEliminar
  3. Alberto Gonzales M.12:24 a. m.

    Muy buenos comentarios.
    Maigret y Hammer, distintos tipos de detectives, ambos extraordinarios
    personajes.
    Simenon es mi favorito.
    Pero he leido tres obras de Spillane y cuarenta de Simenon
    Gracias por la contribución a mantener la memoria de tan respetables
    escritores.
    Alberto Gonzales M.
    Potosí, Bolivia

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:17 a. m.

    Maigret era comisario de policia judicial de Paris, y era "Surètè".
    Gracias
    alvaroluis

    ResponderEliminar