domingo, septiembre 14, 2008

El aparatito de Lumiere - EL TREN DE LAS 3:10 (3:10 TO YUMA)


**


De vez en cuando, en Hollywood se recupera el western, el género cinematográfico nortemericano por excelencia que a principios de los 70 pasó a mejor vida, aunque en los años sucesivos sus apariciones intermitentes nos recuerden que, con más pena que gloria, sigue estando ahí. Realmente, en los 90 y en los 2000, nada interesante no novedosos se ha aportado a un género del que ya se ha hecho todo, aunque si bien es absurdo esperarse nada nuevo, al menos es lícito pretender encontrarse con nuevos westerns con historias y enfoques con interés desde el punto de vista actual. Pero pocas veces esto ocurre, como es el caso de esta película, inspirada en un relato de Elmore Leonard que ya fue llevado al cine en 1957 en un clásico dirigido por Delmer Daves y protagonizado por Glenn Ford y Van Heflin. En esta ocasión es James Mangold el director y sus protagonistas son dos “extranjeros” haciendo de cowboys, el neozelandés Russel Crowe y el galés Christian Bale.


Aunque el film preserva la solidez de la premisa argumental de la historia original, que es la de presentar la débil frontera que separa a los hombres buenos de los malos, este nuevo 3:10 To Yuma no termina de despegar en ningún momento. Es cierto que la historia de enfrentamiento entre un humilde ganadero buscador de fortunas y el peligroso asesino y forajido que ha sido detenido gracias a su ayuda y al que acompaña en la comitiva que le lleva hasta el lugar de su ejecución, es apasionante sobre todo en lo referente al juego psicológico entre los dos protagonistas y al duelo interpretativo entre Crowe y Bale, saldado a favor del primero; pero el ritmo del filme es poco adecuado, las escenas de acción propias del cine de idem actual son totalmente impostadas, y el efecto más dramático termina por pifiar en el momento más inadecuado. Esta película no convencerá a los fans del western y dejará fríos a los que no lo son tanto o casi nada. Nos e puede obviar que el filme esta muy bien rodado y ambientado, que las interpretaciones son buenas, pero, definitivamente, falta algo más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario