miércoles, enero 23, 2008

LOS VIDEOCLIPS DE TU VIDA (11). FRANKIE GOES TO HOLLYWOOD: TWO TRIBES (1984). PARANOIAS GUERRA FRIA

El grupo revelación de 1984 fue la banda de Liverpool Frankie Goes to Hollywood. Este grupo de Funk Rock logró el hito de poner sus tres primeros singles en el número 1 de las listas británicas, un hito que solo habían conseguido hasta al fecha, en la década de los 60, sus vecinos Gerry and The Pacemakers. En realidad, FGTH, era un grupo apañadito en lo musical, pero contaban con bastantes buenas canciones, la voz imponente de Holly Johnson, y sobre todo, la producción totalmente espectacular e innovadora para la época, por parte de Trevor Horn. Horn, el mejor productor del momento, había creado en 1983 el sello Zang Toob Toom (ZTT), junto con el periodista Paul Morley, y su intención fue lanzar al grupo más escandaloso desde los Sex Pistols, y el más exitoso desde los ya disueltos Police. Contrataron a este grupo, que se movía por los ambientes gays de Liverpool, y con su primer single, Relax, himno hedonista apoyado por una agresiva campaña publicitaria y por un vídeo escandaloso, fue la comidilla del momento. La BBC, pensó que tanto la canción como el vídeo eran una cochinada, y las prohibió, lo que no impidió el ascenso al número 1 de Relax, a principios de 1984.

El segundo single del grupo (que no editaría álbum hasta final de ese año), buscó repetir polémica, y Horn y Morley propusieron al grupo escribir un tema sobre lo malita que estaba la política internacional a mediados de los 80, con el enfrentamiento de los bloques capitalista y comunista en le llamada Guerra Fría. Two Tribes se promocionó con el mejor vídeo de FGTH – cuyos videoclips siempre fueron espectaculares- y uno de los mejores de los 80. Godley & Creme, unos de los mejores creadores de videoclips de la historia dirigieron este divertido corto que simboliza muy bien la encarnizada lucha entre las dos grandes superpotencias de entonces: EEUU y URSS.

Un sucio ring atestado de público y medios de comunicación es el escenario en donde dos actores caracterizados del presidente norteamericano Ronald Reagan y del número 1 del Kremlin Constantin Chernenko (en el post de presentación de esta sección dije que era Brejnev, mea culpa), llevan a cabo una grotesca especie de lucha libre en donde se golpean en todas las partes imaginables y se hacen todo tipo de aberraciones. Este videoclip marcó época por todas sus connotaciones sociopolíticas y es incluso más recordado que la propia canción. Y no ha envejecido nada mal.

1 comentario:

  1. a mi tambien m gustan los videoclips
    tengo un blog solo sobre videoclips
    http://videos001.blogspot.com/
    m gustaria tener sugerencias
    saludos

    ResponderEliminar