domingo, febrero 17, 2008

PETRA KELLY. EL ALTO PRECIO DE LA UTOPÍA

La lucha por un mundo mas justo ocupó casi toda su vida. Al final, la decepción y la desazón por una realidad que iba por el lado contrario respecto al que ella había deseado terminó por hundirla. La alemana Petra Kelly (1947-1992), política de acción directa, catalizadora de cuantos movimientos sociales pro derechos surgieron el panorama internacional durante los 70 y 80, cofundadora del partido de Los Verdes alemán y auténtica impulsora del movimiento ecologista a nivel político, no dejó indiferente a nadie dentro del mundo político a nivel mundial. Una trágica y extraña muerte acrecentó su leyenda. Muchas de sus predicciones (las más negativas) han terminado por cumplirse, pero, por desgracia, su esperanza por un cambio se ha quedado en ideal irrealizable.

Fue una vida de convicción y de sacrificio. Despertó muchas conciencias y fue la primera gran ideóloga del ecologismo como opción política. El mundo mas justo que ella deseó esta muy lejos de existir. Pero, no obstante, la siembra dejada ha marcado el rumbo de las luchas sociales y de la izquierda en todo el mundo. Una vez mas, nos encontramos con una figura a veces tan idealizada que se hace necesario aproximarnos al personaje con la máxima objetividad posible y sin caer en la demagogia ni en la deificación romántica (a la que su temprana e inquietante muerte ha contribuido). La vida y obra de Petra Kelly ha sido tan importante que así lo merece.

Petra Karin Lehmann (nombre de nacimiento) nació el 29 de noviembre de 1947 en Günzburg, en Baviera, dentro de la Alemania dividida tras la II Guerra Mundial (ella nació en la antigua RFA) y que trataba de despertarse de la pesadilla del nazismo. Petra vivió en Alemania hasta los 13 años, aquel año (1960) su madre se casó con alto oficial militar nortemericano apellidado Kelly. Tras la boda, la nueva familia emigra a EEUU, en donde la pequeña Petra adoptará el apellido de su padrastro. En su vida en Alemania había tenido una educación católica que se secularizó a su llegada al nuevo continente. Nelly pasó su adolescencia en el estado de Georgia hasta que en 1966 se matricula en al Universidad de Washington DC en la carrera de ciencias políticas, en la cual se licenciará en 1970.

Durante su periodo estudiantil, Petra Kelly frecuenta los ambientes de la Nueva Izquierda estadounidense y declara sua dmiración por Martin Luther King. En 1968 apoyará y trabajará para los candidatos demócratas a la presidencia Robert Kennedy y Hubert Humphrey. Su popularidad en la universidad como activista política y estudiante ejemplar es bastante grande, no en vano no había manifestación en al que ella no estuviese involucrada: Vietnam, discriminación racial. También comienza a trabajar en los movimientos civiles y en el movimiento feminista. Kelly citará como inspiradores de su conciencia política, a parte de Martin Luther King, a Ghandi, Rosa Luxemburgo, Andrej Sajarov y Vaclav Havel, como figuras más significativas.

En 1970, año en el que concluyó sus estudios, su hermana pequeña Grace, de 10 años, murió de cáncer. Petra quedó traumatizada por al experiencia y por el sufrimiento de la niña. Ese mismo año regresa a Europa para realizar estudios de postgrado. Tras una breve estancia en su Alemania natal, Kelly - que había conservado la nacionalidad alemana en su residencia norteamericana- se traslada a Ámsterdam para realizar un master en estudios europeos en la universidad de dicha ciudad. En 1971 comienza a trabajar en el Instituto Europeo de la universidad holandesa como ayudante de investigación, pero pronto regresa a Alemania con su impresionante currículum académico y su obsesión por desterrar las múltiples injusticias del mundo. Así, tras empezar a trabajar en la Comisión Europea (en la que estuvo 12 años, desde 1971 hasta 1983) Kelly se involucra como activista internacional, en diversos países de Europa, en el movimiento pacifista, el movimiento antiuranio, el movimiento ecologista, la lucha por los derechos humanos, la investigación en la no violencia, el movimiento feminista y la defensa de los derechos civiles. Debido a sus viajes y estancias en diversos países (aunque su residencia será germano-belga) su fama internacional en estos ámbitos será notable durante los años 70, convirtiendo a la Joven Petra Kelly en un referente para todos estos movimientos y una inspiradora de una nueva izquierda europea, más social y preocupada por el desarrollo sostenible y las relaciones internacionales. Paralelamente, en 1973 funda la Asociación Grace P. Nelly, organización internacional no gubernamental para la ayuda a la investigación del cáncer infantil, inspirada por el caso de su hermana.

Durante los 70, Petra Kelly se ganó fama de oradora influyente y su trabajo dentro de los campos de la no violencia, el ecologismo, el feminismo y los derechos humanos es conocido internacionalmente, al tiempo que con poco mas de 30 años se establece como una autoridad en dichos temas. La no violencia y el pacifismo serán campos preferentes en su actuación durante los 70 y 80, su gran utopía era un mundo sin armas. Creía a pies juntillas en la desobediencia civil y estaba convencida en un futuro sin armamento.

A Petra Kelly, en definitiva, le preocupaban todas las injusticias del mundo, todo aquello que impedía un mundo de libertad y bienestar para todos sus habitantes. Las raíces de su pensamiento estaban en la creencia en un reparto económico mundial de carácter sostenible y ecológico y en el cese de la producción armamentística y nuclear (esta última como generadora de pobreza e inseguridad). Para ellos e requería una nueva manera de hacer política, una política alternativa, un movimiento global:

“La visión que yo tengo no es solo un movimiento de democracia directa, de auto y codeterminación y no violencia, sino un movimiento en el cual la política signifique el poder de amar y el poder de sentirnos unidos en la nave espacial Tierra…en un mundo asfixiado en violencia y falta de escrúpulos, el máximo desarrollo de la no violencia no solo como filosofía sino como un modo de vida, como una fuerza en las calles, en los mercados, fuera de las bases de misiles, dentro de las plantas químicas y dentro de la industria armamentística, se convierte en una de las prioridades mas urgentes… La gente que sufre en este mundo debe unirse para tomar el control de sus vidas, para disputar el poder político a sus actuales amos que les empujan hacia la destrucción. La Tierra ha sido expoliada y solo restaurando un equilibrio, solo viviendo con la Tierra, solo enfatizando el conocimiento y la experiencia hacia las energías renovables y la tecnología renovable para la gente y para la vida, podremos acabar con el ego patriarcal”.

1979 será un año histórico para Petra Kelly y su lucha. En el mes de marzo crea junto con otros políticos de izquierda el Partido Verde Alemán, o comos e conoció finalmente, Die Grünen (Los Verdes), el primer partido político ecologista de la historia. La fundación oficial no será hasta enero de 1980. Kelly fue la primera candidata verde al Parlamento Europeo, consiguiendo además que las políticas medioambientales entrasen pro primera vez en una agenda política, la del Parlamento Europeo. Los verdes alemanes habían conseguido introducir el ecologismo en la política: a partir de ese momento la manera de hacer política ya no será la misma en todo el mundo. Kelly describía al Partido Verde como “una coalición de fuerzas parlamentarias y extraparlamentarias de corte radical no violenta, ecológica y democrática de base, dentro de la República Federal de Alemania”

En 1982, al europarlamentaria verde recibió el Right Livelihood Award, conocido como el Premio Nobel alternativo, por su nueva visión unitaria e interconectada de la ecología con el desarme, la justicia social y los derechos humanos. Su activismo en favor del medio ambiente y el equilibrio ecológico y productivo comienza a crear escuela y lanza al lucha de los Grünen por todo el mundo, inspirando en varios países la creación de partidos ecologístas similares. En 1983 Kelly es elegida como parlamentaria en el Bundestag alemán por Los Verdes, convirtiéndose en su portavoz. Con 28 parlamentarios en al cámara alemana, los Grünen se convierten en el referente mas genuino de la izquierda alemana y en los inspiradores de la nueva izquierda europea. Ese mismo año, Petra forma parte del Comité parlamentario de Relaciones Exteriores. Petra Nelly es ahora además una de las figuras clave de al política alemana, como será a lo largo de la década de los 80. En 1987 volverá a ser elegida para el Bundestag.

En 1983, Kelly obtiene el galardón de al mujer del año concedido por la organización “Women´s strike For Peace” A sus 36 años, Petra Kelly es toda una leyenda política y social. Sin embargo, el peso de su mito no hará decrecer su actividad a lo largo de los años siguientes: la lucha por el desarme y por los derechos humanos, solidarizándose con países como Tibet, canalizarán gran parte de su lucha. En 1984 renunció a su puesto de portavoz de Los Verdes, aunque continuará como parlamentaria hasta 1990, año en que su partido, mermado por los reveses sufridos y por la ausencia de logros tangibles en la lucha ecologista, desapareció del arco parlamentario.

Lo cierto es que a pesar de que la influencia y el carisma de Kelly era enorme entre los suyos, los primeros desgastes hicieron acto de presencia. Muchos compañeros de filas no veían bien su excesiva popularidad y la capitalización de su imagen como el rostro único del partido. El estado de ánimo de Kelly además, estaba cambiando a finales de los 80 y principios de los 80: los fracasos de su lucha, al incomprensión de sus ideas por parte de los altos mandatarios políticos, y sobre todo, el cambio súbito que experimentó su país con la reunificación de las dos alemanias con una reaparición de la xenofobia, la actitud de los disidentes de la antigua Alemania del Este, afectaron a sus esperanzas sobre la regeneración política de su país. El panorama internacional, tampoco era mucho mejor: la lucha por el desarme, a pesar del fin de la Guerra Fría, no solo no tenía visos de prosperar sino de que la cultura de al guerra se había instalado en el mundo con mas crudeza que nunca; ahí estaba la guerra de los Balcanes. El fracaso verde en las elecciones de 1990 terminó de hundirla.

En los primeros 90, visiblemente mermada anímicamente pero aún con fuerzas, anima a sus compañeros a salir de la crisis de su partido, ofreciéndose como candidata para las siguientes elecciones europeas. No obstante, muchos camaradas piensan que ha llegado la hora de prescindir del mito de Petra Kelly para lograr la supervivencia del partido, una decisión dolorosa ya que Petra es un icono para el partido y una persona aún enormemente querida. En las elecciones al comité ejecutivo de Los Verdes en abril de 1991 a pesar de que se presenta candidata al mismo, no es elegida. Lo cierto es que Kelly desde hacía tiempo actuaba políticamente a título individual, mas que como miembro del partido. Tampoco se sentía satisfecha de cómo el partido se había convertido en una máquina por alcanzar el poder. Tras su salida de la ejecutiva, Petra Kelly se da de baja en el Partido Verde.

En octubre de 1992, Petra Kelly es hallada muerta en un apartamento de Bonn, en la cama con un disparo. Posteriormente la policía halla el cuerpo también sin vida de Gert Bastian, compañero sentimental de Petra y también político verde, quien se había suicidado de un disparo. La conclusión a la que las autoridades llegan es que Bastian había asesinado a su compañera y después se había disparado el mismo. Las causas de este crimen nunca se han esclarecido; todos los amigos y conocidos de la pareja jamás han logrado dar con explicación alguna.

Fue una vida dada a la lucha contra la injusticia y por un mundo mejor. Finalmente, Petra Nelly logró ver muy poco o nada por lo que ella había luchado. Pero ahí quedan sus ideas, su legado decisivo a la lucha ecológica de los siglos XX y XXI y su aportación al pacifismo. Si historia, apasionante pero imperfecta, ejemplar pero sin final feliz, será siempre mas genuina y ejemplar que cualquier mitificación banal. Pero siempre nos quedará el consuelo de que nuestras utopías y los sueños, aunque nosotros no las lleguemos a ver, otros que detrás vendrán, puede que lo hagan.

5 comentarios:

  1. Anónimo9:12 a. m.

    que terrible final para todo lo que hizo!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:56 a. m.

    uff una gran mujer, y muere justo el dia de mi nacimiento :/

    ResponderEliminar
  3. Me es difícil creer la versión oficial de la muerte de esta luchadora por la vida y la paz...

    ResponderEliminar
  4. Una luchadora por la vida muerta de la manera en que Petra fue muerta...Muy buen articulo, gracias...

    ResponderEliminar
  5. Los partidos son una maquina del sistema.El partidismo y su burocracia-asi como acabo con mayo del 68-la saturo. Podemos es algo diferente.

    ResponderEliminar