sábado, septiembre 18, 2010

Mis 50 discos que te cagas (6): THE BEATLES – REVOLVER (1966)


En 1966 los Beatles se estaban cansando de tocar en directo. Las giras eran agotadoras y los gritos del públicos muchas veces hacían imposible oír las canciones incluso a ellos. Después de la experiencia de Rubber Soul (1965) a los de Liverpool les quedó claro que el futuro del pop estaba en sacar el máximo partido al estudio de grabación, y entonces se tomó le decisión: los Beatles no volverían a tocar en vivo y se concentrarían en la elaboración musical. Se propusieron entonces grabar un disco usando innovadoras técnicas instrumentales y de grabación (aún más revolucionarias que en Rubber Soul) y en donde siguiese teniendo cabida instrumentos exóticos como el sitar o la tabla hindú, y, por que no, se incorporasen cosas por entonces tan tecnológicamente avanzadas como los loops (de cinta de cassette) o las voces procesadas electrónicamente. El resultado fue un disco que sorprendió a propios y extraños y que marcó un nuevo hito en el grupo, convirtiéndose en su mejor disco hasta la fecha. Y más de 40 después Revolver sigue considerándose unos de los mejores discos de todos los tiempos


En Revolver había efectos sonoros a tutiplén, cintas al revés, distorsión de guitarras y unas ganas enormes por hacer un disco de bandera. En realidad, musicalmente tampoco se había avanzado mucho respecto al disco anterior, pero el tono del álbum era claramente diferente: una atmósfera de cierta trascendencia y perfeccionismo y un deseo por hacer las cosas de una manera bastante enigmática (algunas letras pelín desconcertantes): Revolver era ya el primer disco psicodélico (o prepsicodélico) de los Beatles y con el iba a comenzar una nueva era para el grupo, el cual ya había empezado a experimentar con marihuana y LSD. El disco en sí rezuma variedad, en una especie de cruce de camino entre los antiguos Beatles de la era Beat y los que vendrán en la era Hippy. Hay baladas tan melosas como Here, There and Everywhere con un McCartney en su vertiente más pastelonamente romántica (pero, para que engañarse, efectiva), orientalismos psicodélicos de diverso pelaje como el sinusoso pop exótico de She Said She Said, que marcaría la futura tendencia psicodélica de John o el viaje místico hindú de George en Love You To, dos canciones que dejaron con la boca abierta al público, aunque no tanto como con Tomorrow Never Knows una auténtica revolución de tema con guitarras revertidas, cintas de cassette a todo trapo y la voz de John convertida en una etérea salmodia…y la letra, inspirada en Timothy Leary el Libro de los Muertos tibetano.


Además del megarriesgo musical había también momentos algo menos experimentales pero que no dejaban de ser innovadores. El disco se habría con un certero rock semibailable de George, Taxman, un tema irónico y delicioso con contundente riff guitarrero que hasta el momento era lo mejor que había hecho Harrison. Paul tiene su mejor momento dentro del disco con la inolvidable Eleanor Rigby, un tan entrañable como inquietante canto a las personas solas envuelto en excelentes arreglos de cuerda de George Martin. Good Day Sunshine es un tema pop que comienza a mostrar el gusto de McCartney por el Music Hall cruzado con el pop eléctrico, algo que es aún más notable en For No One. John por su parte enseña tan pronto cartas de pop-rock desenfadado (And You Bird Can Sing) como de baladas acústicas semifolkies al estilo de Rubber Soul (I´m Only Sleeping). En definitiva, todo un glorioso juego de contrastes.


Por vez primera, las fuerzas creativas de John y Paul se equilibraron dentro de un disco, y Lennon dejó de ser el miembro “ligeramente destacado” de los Fab Four, en un LP en donde por vez primera George aportó tres composiciones: proporcionalmente, la mayor contribución del guitarrista en un LP de los Beatles. Y bueno, ¿qué decir de uno de los himnos de la música popular de todos los tiempos, Yellow Submarine?. Solo los Beatles podían incluir una canción infantil en un LP serio sin que nada chirríe; Paul se encargó de componerla y Ringo de cantarla.


La portada de Klaus Voorman, los efectos del submarino en Yellow Submarine, los coros no acreditados de Brian Jones y Marianne Faithfull entre otros, los arreglos de cuerda y viento, el sonido de las guitarras distorsionadas en algunos temas…todo el Revolver sueña Beatle y entrañable. Fue su tour de Force y les salió tan complejo que rehusaron a tocarlo en directo en su gira de despedida de 1966. Ya en casita, oyeron el Pet Sounds de los Beach Boys, se picaron, empezaron a consumir LSD a granel y planearon hacer un LP que superase al de los norteamericanos y a Revolver.



FICHA TÉCNICA


Géneros: Pop, Pop-Rock, Psicodelia, Etnopop

Publicación: agosto 1966

Producción: George Martin

Duración: 34:59

Músicos:

John Lennon: voz, guitarra eléctrica y acústica, piano, hammond, harmonium, loops de cinta, efectos de cinta y de sonido, percusión

Paul McCartney: voz, guitarra eléctrica y acústica, bajo, piano, clavicordio, loops de cinta, efectos de sonido, percusión, dirección de orquesta

George Harrison: voz, guitarra eléctrica y acústica, sitar, efectos de sonido, percusión

Ringo Starr: batería, percusión, voz

George Martin: piano, Hammond, efectos de cinta, orquestaciones, dirección de orquesta

Alan Civil: cuerno francés

Anil Bhagwat: tablas

Tony Gilbert, Sidney Sax, John Sharpe, Jurgen Hess, Stephen Shingles, John Underwood: Octeto de cuerda en Eleanor Rigby

Eddie Thornton, Ian Hamer, Les Condon, Peter Coe, Alan Brascombe: metales en Got To Get You Into My Life

Geoff Emerick: loops de cinta

Mal Evans: bombo, coros en Yellow submarine

Brian Jones, Donovan, Marianne Faithfull, Neil Aspinall, Pattie Boyd: coros en Yellow submarine



Track listing


1- Taxman

2- Eleanor Rigby

3- I´m Only Sleeping

4- Love You To

5- Here, There, And Everywhere

6- Yellow Submarine

7- She Said She Said

8- Good Day Sunshine

9- And Your Bird Can Sing

10- For No One

11- Doctor Robert

12- I Want To Tell You

13- Got To Get You Into My Life

14- Tomorrow Never Knows

No hay comentarios:

Publicar un comentario